martes, 25 de junio de 2019

Hablemos... Locuras de un Lector

Hola mis queridos Soñadores. ¿Cómo están? Yo, volviendo de la tumba, ya que he pasado unos días bastante complicados, enferma, y deseando comenzar con mi licencia laboral (que me queda sólo una semana más para iniciarla 😊)
Espero que estén teniendo un día genial, y sino, pues aquí he venido a traerles un preguntometro bastante entretenido que espero los haga reír un poco.
Me lo he inventado sobre la marcha, así que no sé que pueda salir de todo esto...
La idea es contarles algunas de las cosas más locas -o graciosas- que he hecho mientras dejo volar mi pasión por la lectura, y ver si alguno comparte mis experiencias y sentimientos.
Aquí vamos.
El lugar más extraño en el que hayas leído.
Me da un poquito de vergüenza contarlo... pero qué más da...
Muchas veces he leído en el baño. Sí señores, tengo 2 hijos y un marido bastante demandantes...
Mi casa es un loquero de gritos, y muchas veces para no irme a dormir sin leer, aprovecho la tranquilidad de "my bathroom" para poder leer algunas páginas -aunque a veces pase una hora en el baño 😅-.
Lo más embarazoso que te haya ocurrido leyendo.
Creo que es algo bastante común; o sino yo seré la única loca a la que le pasa... Pero en más de una ocasión me pasó de estar leyendo un libro muy bueno, de esos que te hacen reír, mientras iba en un ómnibus repleto de gente. Y yo ahí, sentada leyendo, justo cuando llego a una parte súper graciosa donde no puedo evitar emitir una carcajada de esas donde se te escapa un poco de saliva y que se asemeja más a un quejido estrangulado que a otra cosa jeje.
No es que me de vergüenza sentir la mirada de todas esas personas sobre mí, después de todo, allá ellos que son unos aburridos tremendos. Además, siempre llevo los auriculares bien puestos y con música muy alta para aislarme del resto del mundo.
Algo que te haya hecho rabiar con tus libros.
Bueno, hace unos meses, cuando mi niño más chico se enfermaba; contratábamos a una niñera para que se quedara con él en casa en vez de ir a la escuela.
Un día, llegué del trabajo y me di cuenta que mis libros estaban cambiados de orden. Viéndolos más detenidamente, me di cuenta que uno tenía la solapa dividiendo el libro como si fuera un marca páginas. Quizá las solapas sirven para eso, pero ya se estaba estropeando la propia tapa debido a la cantidad de páginas que tenía dentro y yo soy muy exquisita con mis libros.
No le dije nada porque no quería ser cruel, pero disimuladamente, volví a poner la solapa en su lugar y coloqué un gran marca páginas de una de las librerías que tenía allí mismo en la biblioteca, donde se había quedado leyendo.
No hay cosa que me frustre más de que no me cuiden los libros.
Algo que te haya hecho gritar.
Más de una vez encontré a mi peque más pequeño con alguno de mis libros abiertos en el piso. Algunos inclusive boca a abajo, ensuciándose.
Creo que cada una de esas veces me dio un mini infarto.
A veces, el papá quería hacer como "aquí no ha pasado nada" y volvía a colocar los libros en orden antes de que yo volviera del trabajo, pero a mi ojo de halcón nadie le gana jeje.
Ahora he aprendido; he puesto los libros de los niños en el primer estante de la biblioteca, y los míos en los de más arriba, bien apretados para que no sea tan fácil sacarlos.
Y lo que te haya hecho llorar.
No es secreto el hecho de que he llorado con varias historias.
En general, lo que suele hacerme llorar es la muerte de algún personaje muy especial o querido en la novela.
Alguno de los libros con lo que he llorado, y me han pegado bastante fuerte, han sido:
*Sinsajo (trilogía Los Juegos del Hambre).
*Leal (trilogía Divergente).
*La Última Estrella (trilogía La Quinta Ola).
*Amanecer Rojo y Mañana Azul.
*Una Sonata de Verano.
Debo haber llorado con más libros... pero estos han sido los que más me han llegado al corazón.
Manía de Lectura. Algo que no puedas evitar mientras lees.
Cuando debo cortar la lectura, debo hacerlo en una página que haya terminado con un punto.
No puedo dejar de leer sin terminar una página, ni tampoco terminar una página que no finalice la idea que quería transmitir. NECESITO UN PUNTO.
Esto muchas veces me lleva a tener que terminar el capítulo entero, pero... qué le vamos a hacer.
¿Comer o Beber mientras lees?
Trato de no comer nada mientras leo, por el miedo a manchar el libro con mis dedos sucios... así que sólo bebo algo.
Muchas veces no hago ninguna de las dos, pero si hay que elegir, es más probable que me vean tomando un café o un té, antes que comiendo.
¿Cómo transportas tus libros?
Me gusta mucho leer mientras viajo en ómnibus, pero no tengo ninguna funda para libros que los proteja de los roses. Entonces, cada vez que voy a guardar el libro de regreso a la cartera, tengo que comenzar 2 paradas antes de bajarme para tomarme el tiempo de cuidar que los bordes del libro no se enganchen con el cierre o con las llaves y se estropeé.

Y bueno, ahora ya lo saben... soy una maldita quisquillosa sentimental que cuida en extremo sus libros, que lee en el baño, y también se ríe salivando en el ómnibus. 😂😂

¿A ustedes les pasa algo parecido?
Invito a quién quiera copiar este cuestionario; que lo haga con gusto, así también yo disfruto con sus respuestas. Y espero se hayan reído un poco conmigo.
Un beso a todos.

4 comentarios:

  1. ¡Hola Xime!
    Aprovecho a contarte que me pasan algunas cosas similares, como por ejemplo: la del cuidado excesivo de los libros.
    Si lo mancho yo o mis mascotas me llamo a silencio pero si no fuimos ninguno de los 6 habilitados para manchas corre sangre.
    Con respecto al lugar más raro en el que leímos acá tengo que citar dentro del auto (estando en mi propia casa) a veces hay visitas y mi madre no es muy fan de que me escape para leer, como mi hermano generalmente está haciendo mecánica me voy a leer a su lado, cuando preguntan aseguro estar anudándole cuando en realidad estoy dentro del auto leyendo jajaja.
    Con los años me permití ser un poco más aventurera con los libros al punto de que el verano pasado leí en la piscina.
    Creo que a la Giorgina del 2012 le hubiera dado un infarto al verme.
    Muchas gracias por este divertido cuestionario que nos permite conocerte más. Creo que me lo voy a llevar para hacerlo en algún futuro.

    ¡Un abrazo y un beso!

    ResponderEliminar
  2. Holaa! Yo la verdad es que no me he parado a pensar en las cosas raras que hago relativas a la lectura. Lo principal es que si empiezo un capítulo no lo puedo dejar a medias. Para marcar por donde voy siempre uso marcapáginas al igual que tú, cuido mucho los libros. En sí manías raras creo que no tengo, soy muy corriente jajajaja

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! A mí también me gusta cuidar los libros, lo que pasa que siento que si los tengo impolutos es como si no hubieran vivido xD, así que ya no me importa que tengan esquinas dobladas etc. Eso sí, las ediciones especiales o con ilustraciones tienen que estar impolutas :P. Yo también he llorado con muchos libros y no me arrepiento de nada :p. Yo creo que en el baño leemos todas jaja :p. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Hola Xime!
    Ay yo soy igual de quisquillosa con el cuidado de los libros y en mi biblioteca tienen un orden especial así que te super entiendo y creo que infartaria con cosas que te han pasado.
    Con lo de los libros en la cartera te hago una sugerencia: bolsas XD yo llevo los libros en la mochila y eso estropeada las puntas, o se marcaban si llevaba mucha cosa en la mochila. Desde que empecé a usar bolsas (esas que te daban las propias librerías) santo remedio, los tengo inmaculados.
    Besotes!

    ResponderEliminar