viernes, 23 de noviembre de 2018

Recomendamos... Hija de Humo de Hueso de Laini Taylor

Feliz Viernes Soñadores, ¿Cómo están? Les traigo una recomendación un poco interesante; teniendo en cuenta que muchos de ustedes quizá ya lo hayan leído; porque los libros de esta trilogía ya se encuentran en Uruguay desde hace un tiempito.
Leí esta trilogía hace algunos años en formato pdf, cuando aún no había ni miras que viniera a Uruguay.
*Saben... si quieren pueden empezar a apodarme "la chica que leyó libros en pdf mucho antes que llegaran a uruguay (y luego se quería matar)"... jajaja*
Tienen que tener en cuenta que mi presupuesto era muy limitado antes, y adoraba navegar por la red buscando nuevas lecturas; al no poder vagar por librerías y comprarme lo que quisiera...
Pero en fin, esta es la única obra que he leído de la autora y que me fascinó; cada uno de los 3 libros de esta trilogía logró engancharme, atrapándome en esta historia entre ángeles y quimeras.

SINOPSIS: Karou es una estudiante de arte de 17 años que vive en Praga. Pero ese no es su único mundo. A veces, Karou desaparece en misteriosos viajes para realizar los encargos de Brimstone, el monstruo quimera que la adoptó al nacer. Tan misteriosa resulta Karou para sus amigos, como lo es para ella su propia vida: ¿cómo es que ha acabado formando parte de una familia de monstruos quimera? ¿Para qué necesita su padre adoptivo tantos dientes, especialmente de humanos? Y, ¿por qué tiene esa recurrente sensación de vacío, de haber olvidado algo? De pronto, empiezan a aparecen marcas de manos en las puertas, señal de que la familia de Karou corre grave peligro. Karou tratará de cruzar al mundo quimérico para ayudarles, pero es perseguida por los serafines. Entre ellos se encuentra Akiva, un ángel arrebatadoramente hermoso al que Karou está unida de forma que ni ella misma puede imaginar.

Voy a contarles un poco de Karou, nuestra protagonista; una joven que estudia arte en Praga. Con su pelo de color azul, me resultó una chica muy misteriosa con un gran don para el dibujo. Como dice la sinopsis, recolecta dientes para su "padre adoptivo", una quimera: una criatura que es una mezcla de uno o varios animales con un toque "humanoide". Tiene 17 años y me resultó una buena protagonista; no muy patea traseros, pero tampoco una melosa romanticona (ni siquiera cuando conoce a Akiva).
Al principio, que es un poco lento, puede resultar un poco difícil acostumbrarse al escenario que se nos plantea, con una quimera criando a una humana muy dispuesta, que hace de mandadera recolectando dientes en cementerios o de "vendedores de dientes" (aunque nunca de bebés humanos), y que a su vez tiene una vida normal como estudiante de arte con sus propios amigos humanos. Incluso Praga me resultó un lugar bastante misterioso también, me costaba imaginarme el lugar, aunque he leído que ya de por sí es un sitio bien mágico y misterioso.
A pesar de ello, la atmosfera de la historia es muy interesante. No pude predecir nada de lo que pasó en la novela hasta que ya me encontraba a los pies de la cuestión; y eso es algo que me encanta en todo libro.
"Erase una vez una niña, que creció entre monstruos... pero los ángeles incendiaron las puertas hacia su mundo, y ella quedó completamente sola"
Akiva, el "interés amoroso" de Karou, y lo pongo entre comillas porque el romance en esta pareja fue lento y trabajado, comparado con otras novelas que he leído, sobre todo por la desconfianza de Karou y el hecho de que Akiva haya sido el responsable de poner en evidencia a la familia quimérica de Karou. Es un ángel; pero no un ángel bíblico de alas blancas. La autora nos presenta un raza con alas de fuego que vive en un mundo aparte del nuestro, junto con las quimeras, que son más bien crueles y narcisistas. En su mundo, estuvieron en guerra con las quimeras en un marco donde las consideraban monstruos, sinónimo de maldad; cuando en realidad, si lo vemos de cerca, ni los ángeles son del todo buenos ni las quimeras son del todo malas. Y entonces, invaden el mundo humano.
Akiva en particular, fue un personaje que, a lo primero, no me caía muy bien; no sabía cómo catalogarlo porque era una mezcla de frialdad con narcisismo. Más conforme iba avanzando en la lectura, pude desentrañarlo un poco mejor y llegué a simpatizar con él, a entenderlo. Se encuentra intrigado por Karou y su relación con las quimeras; y eso hace que comience a sentir cosas por ellas, que se explican y tienen sentido a medida que nuestra protagonista descubre los secretos que guardaba su padre quimera.
Madrigal es un personaje cuya historia surge más entrada en la novela, con una conjugación entre presente y pasado, que nos ayuda a comprender mejor lo que está sucediendo con Akiva, Karou y el mundo entero de las quimeras. Las partes de Madrigal fueron las que más tocaron mi corazón, descubriendo su historia y como la misma se enlazó con todo lo demás de una forma que me dejó asombrada por su coherencia; todo cerró con broche de oro en una historia que me fascinó, y me dejó con ganas de más.
"Erase una vez, un ángel y un demonio que se enamoraron... pero su historia no tuvo un final feliz"
A medida que fueron saliendo sus continuaciones, las leía enseguida; las devoraba. Ninguno de los 3 libros hizo que decayera mi ánimo en la historia, me encantó la forma de escribir de la autora y cómo nos presenta un tema tan crucial como es la guerra; y los motivos tan estúpidos por los que puede producirse. Cómo a veces, es necesario dejar de lado las diferencias y unirse por el bien de todos, para terminar con la batalla.

¿Ustedes la han leído?
¡¡Los leo soñadores!!
Besotes

7 comentarios:

  1. Hola!
    No son muy de mi estilo, pero las portadas son preciosas.
    Gracias por la recomendación.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Ay, yo amo esta saga <3 ¡Qué lindo encontrar gente a la que le guste! Me encantó cómo describiste a Akiva, es cierto que era medio narcisista al principio. Tardó en caerme bien XD Está bueno que los giros no sean predecibles. Y Taylor escribe hermoso n.n Besos.

    ResponderEliminar
  3. Ay adoré esta saga, la había prejuzgado por las tapas que no me atraían pero cuando comencé a leerlos no pude parar, prácticamente devoré uno atrás del otro, me encantó también la historia de Madriagal, ahí fue cuando realmente enganché con la historia.
    Lo de Akiva también era un personaje que me generaba desconfianza y no terminaba de entender como podría convertirse en un interés romántico (se caía de evidente con la sinopsis de que era él).
    Es hermosa la saga esta.
    Besotes desde El Refugio del Dragón de Tierra!
    PD: le di seguir a tu blog, no sé por qué imaginaba que ya le había dado xD

    ResponderEliminar
  4. Hola! No leí la saga, no por prejuicio, simplemente porque me aburrió un poco la idea de "trilogías" "sagas" "colecciones" de libros que podrían resolverse en un solo libro y por lo tanto, la dejé pasar.
    Ahora, leyendo tu entrada y algunos de los comentarios creo que me la voy a apuntar en la interminable lista de libros por leer.
    Saludos, nos leemos.

    ResponderEliminar
  5. Holaaa!!!
    Aaaahhhh, amo esta saga aunque solo me haya leído los dos primeros porque no quiero terminar esta saga. Y Karou es fantástica <3<3

    Muchos besos, nos leemos!!<3<3

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! ^^
    Son libros que tengo en mi lista desde hace tiempo, y reconozco que me llaman bastante la atención, aunque de momento dudo mucho que los lea. No quiero ponerme con otra trilogía ahora, pero tarde o temprano caerá.
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola, hola!
    Estos son libros que tengo en mi lista de pendientes desde hace un buen tiempo, hace poco leí 'El soñador desconocido' de esta misma autora y ME ENCANTOOO la forma de escribir de Laini, así que tengo muchas más ganas de poner con esta saga. Gracias por la recomendación.

    Un beso enorme<3

    ResponderEliminar